Los más de treinta años de experiencia de nuestro personal en el tratamiento de efluentes producidos por las operaciones de limpieza química, nos llevaron a desarrollar una patente que permite reducir hasta en un 80% los efluentes producidos. Para esta tecnología utilizamos sistemas portátiles de diseño propio.

También podemos ofrecer a nuestros clientes una capacidad de almacenamiento de aguas residuales de hasta 5500 m3.